¿HAS VISTO LA LUZ? GUÍA PARA TU REPORTAJE

Pues ya sabes que quieres hacerte un reportaje de fotos, has encontrado fotógrafa y hasta has convencido a tu pareja… congrats! Pero no tienes muy claro a qué hora es mejor hacer el reportaje. Como casi todo en la vida… ¡depende! Y te preguntarás de qué depende. Pues de ti, de tus circunstancias, tus preferencias y tus necesidades. ¿Quieres saber un poquito más?

LA MAÑANA

Good morning! Tienes un pequeñajo y aunque has oído eso de que la mejor luz es a última hora de la tarde, tú no lo ves. Totalmente de acuerdo. Si tu peque es muy peque, o aunque ya no sea tan peque, las mañanas es cuando suele estar de mejor humor

Por eso me encantan los reportajes mañaneros en casa. Todos estamos fresquitos y con ganas. Y la luz de la mañana en casa suele ser fresca y alegre. ¡O así lo veo yo!

Los reportajes en casa por la mañana son perfectos para familias con bebés y también con peques ya no tan peques. Además de que es muy guay tener unas fotos de vuestro lugar favorito, donde todo pasa. La cocina donde hacéis galletas, el sofá donde a veces cae una siesta, la cama que eschucha las risas de las cosquillas…

EL TEMIDO SOL DE MEDIO DÍA

En realidad no hace falta que sea medio día, cuando el sol está alto la luz crea unas sombras muy duras y contrastadas que hace que no sea el mejor momento para hacer fotos. Además, el sol suele ser molesto para la vista y hace que frunzamos el ceño. Vamos, que si se puede evitar pues mejor.

¿Pero y si para ti es el mejor momento? Pues si por horario o lo que sea es vuestra mejor hora, ¡hay que adaptarse! Todo tiene remedio, don’t worry. Lo que podemos hacer es buscar la sombra para hacer las fotos. Así, ni sombras en la cara ni expresiones raras porque la luz del sol molesta. Siempre vamos a tener arbolitos o edificios que nos tapen el solete.

Mmmm ¿siempre? Bueno, igual siempre no. Pero podemos dejar a un lado o a la espalda el sol y hacernos nuestra propia sombra. ¿Qué te parece? ¿Ya le has perdido el miedo al sol de medio día?

EL DÍA NUBLADO

Cuando sale el día nublado parece que hace malo, ¿verdad? Yo la primera culpable, siendo de Madrid echo de menos ver el sol más a menudo por aquí arriba. Pero si vas a hacer fotos, pues no es tan malo.

Esas nubes que a veces nos dan tanta rabia hacen de difusor gigante. Por si te has quedado igual o peor, lo que hacen es difuminar la luz, de manera que todo está iluminado por igual. No hay zonas muy iluminadas ni zonas muy oscuras. Vamos que no hay sombras que puedan estropearte una foto.

Así que si vas a hacerte un reportaje de fotos y el día está nublado… ¡no lo veas como algo malo!

EL ATARDECER

Y pasan las horas y llegamos al atardecer. Qué voy a decir del atardecer, pues que me encanta. Esos contraluces justo cuando el sol está a punto de esconderse me pueden, no lo puedo evitar. La hora dorada la llaman, imagínate.

Es una luz muy bonita que al no ser tan directa como la del medio día no produce unas sombras tan duras y oscuras. Y además tiene un tono cálido diferente a otras horas del día.

Vamos, que para mi la única desventaja de hacer fotos a estas horas es que puede ser un poco tarde para los peques. ¡Pero es para pensárselo! ¿O no?

Ya ves qué diferente es hacer tu reportaje a una hora u otra. Cada hora tiene sus cosas muy guays y sus cosas menos guays. Tus circunstancias y lo que más te apetezca o te guste al final es lo que importa, que estés cómoda y a gusto, sea la hora que sea. Al final es tu reportaje y el resultado si has escogido a una fotógrafa con la que haces clic va a ser bueno seguro. ¡Así que no mires el reloj cuando te estés haciendo fotos y… A DISFRUTAR!

+34 633 383 505

hola@luciamolinafotografia.com